topbella

domingo, 4 de diciembre de 2011

¿AMOR O DESEO? Cap. 11

Fran no sabía que hacer. Era el la ocasión idónea para contarle a Clara toda la verdad. Pero… ¿Y si se decepciona? ¿Y si al saber que soy yo comienza a odiarme por no decirle la verdad a la cara desde el primer momento? Sería un golpe demasiado fuerte para él. Prefería tener su amistad y guardar su amor en el fondo de su corazón.

-Deberías ir al hospital, yo solo te he desinfectado la herida, te la tendría que ver algún profesional.
-No te importa lo que te he dicho por lo que parece…
-No es eso, tú no lo entiendes…
-¿Qué? ¿Qué sabrás tú?  Toda tu vida encerrado, pensando en no sé qué coño, jugando con un niño pequeño.
 Fran no dijo nada, reprimió sus ganas de gritar y apretó los puños.
-Es muy fuerte, sigues sin decir nada… te digo que siento algo por ti y pasas del tema… gracias, tenía un dilema en mi cabeza, pero acabas de terminar con él.
-¿Un dilema? ¿Entre quién? ¿Entre tu dulce anónimo y yo?
-¿Cómo sabes lo de dulce anónimo? Yo nunca te he dicho que lo llamo así.

Una bocanada de frío recorrió a Fran.

-Lo supuse… por la forma en que él te llama.
-¿Por qué cada vez que intento acercarme a ti me huyes?
-¡¡Pero qué coño quieres!! Te pasas el día soñando con el otro y lo intentas conmigo, ¿Qué soy el segundo plato?
-Fran, no te reconozco…
Clara se levantó y se fue sin despedirse.

Fran no sabía el por qué de su reacción, se estaba llenando de rabia y no podía evitarlo.

Clara se dirigía al hospital, caminaba por la calle como si estuviese sonámbula. No se dio cuenta, pero su rostro estaba invadido por lágrimas.
Llegó a urgencias, se dirigió al mostrador, y sin darle tiempo a decir nada se desmayó.

-Hola… ¿Cómo te encuentras?
-¿Dónde estoy…?
-No hagas esfuerzos ni intentes levantarte, estás en el hospital, aunque quien te haya curado la herida ha hecho un buen trabajo has perdido mucha sangre y estás muy débil, lo mejor será que pases unos días aquí hasta que mejores.
-¿Cómo? Pero si estoy bien, solo ha sido un mareo…
-Ese mareo está ocasionado por la pérdida de sangre, así que no sea cabezona, am y me llamo Javier, estaré pendiente de usted mientras esté hospitalizada, aunque solo sea por un par de días.

Javier era un médico de unos 30 años,  tenía unos ojos marrones con una mirada llena de dulzura, su pelo era del mismo tono que sus ojos y llevaba un corte no muy largo, pero tampoco corto, peinado con la ralla en medio con un toque informal.

Todo fue ver a Clara en la sala de urgencias y Javier sintió algo en sus adentros. Jamás había visto tanta belleza.
-En breves momentos pasarás a planta, aquí tienes tus cosas, supongo que avisarás a tu pareja o a alguien para decirles que estás aquí.
-Yo… no tengo pareja, y mi familia no vive aquí…
-Am pues no sé… Clara ¿verdad?
-Sí.
-¿No hay nadie?
-En estos momentos no, pero no importa.
-Como quieras.

Cuando Javier escuchó las palabras de “no tengo pareja” se le dibujó una sonrisa en la cara.



Mientras tanto, Fran estaba hundido por la forma a la que había tratado a Clara, estaba intentando no perderla y lo único que consiguió fue que lo odiara. Estaba pendiente por si volvía, pero pasaban las horas y nada. Cogió el álbum que ella había olvidado y comenzó a ojearlo. Pensaba en ese día en el campo, con la sesión de fotos. Y recordando rompió a llorar como un niño pequeño. En ese momento llamaron a la puerta, ya era de noche.
-¡¡Hola!!
-¡Carlitos!
Intentó disimular sus lágrimas, pero no pudo, Carlitos es demasiado listo y se dio cuenta.
-¿Qué te pasa? ¿Por qué lloras?
-Pues porque pensé que ya no vendrías y estaba triste.
-Pues no llores más que ya estoy aquí, y he venido para machacarte.
-¿Tú?
-Sí.
-¿Y cuántos más?
-¡¡¡Ataque de cosquillas!!!
-¡Arg! ¡Carlitos para!
-¿Qué es esto?
Carlitos vio el álbum.
-Que guapaaaaa…
Su cara de ilusión lo decía todo, realmente estaba enamorado de ella, a pesar de su corta edad.
-Pues sí, es preciosa.
-Pues no te hagas ilusiones que es mi novia.
-jajajajajaja vale, vale, tranquilo que no te la quito.


Clara ya estaba en su habitación, tenía de compañera a una chica joven, que habían operado de un pequeño tumor en el pecho, pero ya estaba bien y le faltaba muy poco para volver a casa. Tenía 18 años, y era una soñadora.

-Hola, soy Cris.
-Hola, yo Clara.
-¿Qué te ha pasado?
-He tenido un pequeño accidente doméstico.
Clara tenía miedo de decir la verdad.
-Jopee.
-¿Y a ti?
-Me quitaron un tumorcito del pecho, pero ya no queda nada, pronto me darán el alta. ¿No viene nadie contigo?
Clara rompió a llorar sin poder evitarlo.
-No quería hacerte llorar, lo siento.
-No pasa nada, es que creo que he perdido a alguien muy especial, a la única persona en la que podía confiar.
Cris corrió junto a Clara y la abrazó con ternura.
-Si me lo quieres contar puedes hacerlo, así te desahogas.
-Verás, te haré un resumen, alguien me envía cartas de amor los domingos por la mañana, no sé quién es, pero el caso es que estoy enamorada de él, y sí sé que es una locura, pero la cosa no queda ahí, tengo un vecino, Fran, que es un autentico amor y es súper guapo, me lo presentó un niño pequeño amigo mío y sí, también siento algo por él. Pues tras mi accidente me desmayé y él me curó, le dije lo que sentía y no respondió, me molestó y me puse histérica, ambos nos gritamos y me marché sin despedirme.
La cara de alucinación de Cris era un poema.
-¡¡¡Dios mío!!! Espero que me la cuentes con detalle, es la historia de amor más bonita que he oído nunca, me encanta, me encanta, me encanta…
-Cris… deja de molestar a la chica nueva…
-No la estoy molestando mamá, ¿Verdad Clar? ¿Te puedo llamar así?
-Claro, llámame como quieras, nunca nadie me había llamado así, pero no está mal.
En ese momento el doctor Javier entró en la habitación.
-¿Cómo están mis dos pacientes favoritas?
La madre de Cris estaba extrañada, ya no era hora de revisión y el doctor ya no llevaba su bata.
-¿Pasa algo doctor?
-No solo quería verles antes de irme a casa, y de paso desearles las buenas noches.
-Gracias doctor, buenas noches.
-Clara, puedes llamarme Javier, buenas noches a las tres, hasta mañana.
Un unísono “hasta mañana” salió de aquella habitación mientras que Javier se marchaba.
-¡¡El médico buenorro está ligando contigo!!
-¡¡Cris!!
-Aish mamá déjame, vete a casa, descansa, que ya estoy bien y no hace falta que estés aquí conmigo.
-¿Me puedo fiar de ti?
-Que siiiiiiii…
-Bueno, pues hasta mañana.
-Adiós mamá.
-Hasta mañana señora.
La madre de Cris se marchó.
-¿Por qué dices eso del doctor?
-Doctor no, Javier, y se ve de lejos que quiere ligar contigo, nunca viene a estas horas y menos sin su batín, y bueno, lo de “llámame Javier” lo deja claro, claro, clarísimo.
-¿Tu crees?
-¡Seguro!


Tras una noche de confesiones como si se conocieran de toda la vida, Clara y Cris se fueron a dormir.

A la misma hora, y tras una noche de juegos Carlitos dormía abrazado a Fran, quien no podía reprimir su tristeza. Se levantó sin despertarlo y cogió su móvil, buscó en su agenda el número de Clara y la llamó.
 Se escuchó un móvil en la habitación del hospital, Clara lo cogió, en la pantalla aparecía “Fran llamando”, no sabía si cogerlo o no. Cris salió corriendo hacia donde estaba Clara.
-¡¿A qué esperas?! ¡¡Contesta!!
Clara estaba paralizada, ardía en deseos de hablar con él, pero su orgullo luchaba contra sus ganas. Al otro lado del teléfono, Fran estaba impaciente y confuso, ¿Por qué Clara le dijo eso si se había declarado a su Dulce Anónimo por carta? ¿Por qué jugaba?
-¿Si?
-Clara, por Dios, ¿Dónde te metes? Siento muchísimo lo de antes, no quería tratarte así.
-Tranquilo, yo también tuve culpa… estoy en el hospital, me han ingresado porque cuando llegué seguía perdiendo sangre y me volví a desmayar, así que me hicieron unas pruebas y tengo que estar aquí unos días.
-Joder… ¿En qué habitación estás? En cuanto deje a Carlitos por la mañana en el colegio me pasaré a verte.
-¡No! No vengas, quiero estar sola… ya te avisaré ¿Vale? Quiero desconectar… pero… ¿me haces un favor?
-Como quieras…
-Pásate por mi trabajo y le cuentas lo ocurrido, diles que les enviaré la baja por correo exprés.
-No es necesario que lo envíes, yo lo recogeré… si no te importa…

Cris estaba escuchando y le suplicaba a Clara por señas que le dejara ir al hospital.

-Está bien… ya te avisaré, adiós…
-No, no cuelgues, espera.

Clara no le hizo caso y colgó.

-¿Cuándo va ha venir? ¿Cuándo, cuándo, cuándo?
-Aún no le he dicho nada.
-Tiene una voz preciosa.
-Sí, no me había dado cuenta… pero tienes razón.
-¿Qué pasaría si descubrieses quién es el que te escribe?
-No… No me lo había planteado…
-¿Y qué harías? ¿Fran o anónimo?
-Rezo cada noche deseando que se conviertan en la misma persona…

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola mi princesa la historia se va tornando cada vez mas interesante me encanta cada palabra que escribes me llama diciendo leeme pero t dejare con ganas de mas!! Dos personajes nuevos y un giro completo a la historia, cada capitulo nuevo se me ace mas dificil intentar imaginar que va a pasar, la vida de clara te deja mil opciones abiertas y no te descarta ninguna. Me encanta la historia y tu sigue escribiendo xfa no lo dejes te amooooo!!!

Petit Ami dijo...

1000 gracias x star ahí cada semana animandome ha seguir escribiendo, espero que te siga gustando la historia, te quiero

María Ramírez González dijo...

¡Hola guapa!
Me puse al dia con los capitulos. Lo cierto es que me has enganchado y quiero q lo sepas porque eso siempre anima a seguir escribiendo.
Escribes muy bien cielo, espero q sigas siempre:)

He comenzado a subir una novela al blog:
http://amormasalladelaunicidad.blogspot.com
Un beso!

Raxx dijo...

Dios¡¡
Petit. Eres cada vez mejor. Enserio me gusta muchísimo la historia. Y la última frase de este capítulo me encantó y pegaba con la situación.
Es genial¡¡
Sigue escribiendo (L)
:P

Petit Ami dijo...

Gracias!!!! Os quierooo!!! espero que os siga gustando!! Gracias por dedicarme parte de vuestro valioso tiempo. bsts

Nati dijo...

Dios mío... sé que te dije que te pondría más comentarios pero comencé a leer y no pude parar!! Cuando llegué al último incluso me invadió la pena al ver que no había más. La historia es preciosa!! Espero muy pronto el siguiente capítulo, porque me he quedado con ganas de más. Un besote desde http://nati-unmundodeverdad.blogspot.com :D

Petit Ami dijo...

Gracias!!^^

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto
Petit Ami
Soy una chica de 19 años a la que el amor no la ha tratado bien,aunque ahora hay alguien especial en mi vida.
Ver todo mi perfil